Participamos

Viña del Mar estrenará innovador proyecto de “Playa Inteligente”
Caleta Abarca fue la playa escogida para estrenar un innovador proyecto tecnológico.


Por Jose Ruiz

27 January, 2020

Slider

Viña del Mar, enero 2020.- Actualmente, nuestros celulares se han convertido no sólo en una herramienta de comunicación. Gracias a aplicaciones y múltiples plataformas, los smartphones ayudan a obtener información útil para muchos aspectos de la vida cotidiana: mapas que te indican donde no hay tacos; aplicaciones de citas para conocer personas; carteleras culturales para saber dónde ir; disponibilidad de estacionamientos, y un largo etc.

 

En esta misma ruta, el próximo martes 4 de febrero a las 11:00 hrs, se realizará el lanzamiento oficial de la primera PLAYA INTELIGENTE de Chile en Caleta Abarca Viña del Mar, utilizando los conceptos de Smart City. La iniciativa es un proyecto piloto, financiado en parte por un programa de Innovación Tecnológica impulsado por Entel, donde involucran a sus colaboradores en la ejecución de un proyecto con base tecnológica, pero con propósito social. Este es un proyecto pionero no sólo en nuestro país, sino también a nivel mundial, y es impulsada por: Waterman Chile, la Fundación Aguas Más Seguras, que entrega todo lo relacionado a Innovación y Cultura Acuática a este proyecto, por otro lado, desde el punto de vista de la innovación tecnológica, el aporte lo hace la empresa EXE IOT, quienes llevan a cabo proyectos de Smart City e IoT a lo largo del país y extranjero y son quienes tienen la capacidad técnica para llevar a cabo esta solución. El proyecto cuenta también con el soporte técnico de la Carrera de Ingeniería Civil Oceánica de la Universidad de Valparaíso y todo el apoyo del concesionario de Playa Caleta Abraca.

 

¿De qué se trata? En playa Caleta Abarca de Viña del Mar, se instalará un poste inteligente, con una serie de dispositivos electrónicos que permitirá generar mayor seguridad delimitando zonas en el agua y que la persona que llega a la playa tenga –a través de su celular- acceso a información sobre: condición de mar, horarios de los salvavidas, recomendaciones de seguridad, dónde están ubicados los baños, el plano de la playa, radiación solar y la temperatura, entre otros elementos. También los usuarios de la playa tendrán acceso a wifi en el sector del poste inteligente. Esto, con el propósito es generar una nueva interacción entre el usuario y este espacio costero.

 

“Este es un proyecto piloto, que –en el periodo de enero, febrero y marzo- entregará todos los análisis de cómo funciona este poste, para luego hacer llegar esta innovación tecnológica a todas las playas del país”, explica Gonzalo Lazo, Fundador de Waterman Chile. Agrega que, desde el punto de vista de seguridad, “el poste inteligente tendrá una cámara monitoreando las 24 horas del día, lo que generará una delimitación digital de zonas que se quieren resguardar. Y si, por ejemplo, una persona traspasa los límites de seguridad en el mar, se generará una alerta con alarma y se activarán los servicios de búsqueda y rescate. Además, gracias al poste inteligente, los usuarios de la playa tendrán acceso ilimitado, es decir se iluminará la playa con esta tecnología».

 

“La génesis de este proyecto nace desde una realidad concreta. Y es que en Chile lamentablemente no tenemos cultura acuática y existen muchos accidentes en playas como muertes por ahogamientos, accidentes y niños perdidos, que se dan por desconocimiento. Las personas no saben, por ejemplo, en qué horario están los salvavidas, si la corriente está fuerte o si el oleaje permite ingresar al agua. Y gracias a este dispositivo, la gente va a tener acceso a la información de forma muy simple y fácil”, explica Lazo.

 

SISTEMA DE PREDICCIÓN DE MAREJADAS.

 

En la iniciativa también colabora la carrera de Ingeniería Civil Oceánica de la Universidad de Valparaíso, los únicos en Chile que tienen un sistema de predicción de marejadas, que va a ser incorporado al poste inteligente en el proceso de pilotaje y posteriores etapas.

 

“La idea es que -a través del poste- también se pueda predecir y advertir a la comunidad sobre las alertas de marejadas. En este sentido, el proyecto le proporcionará imágenes grabadas 24/7 a la Universidad, para que tanto estudiantes como profesores puedan predecirlas de mejor forma”, cuenta Gonzalo Lazo, «todo esto, acompañado de un desarrollo de variados algoritmos por medio de video analítica 100% chileno gracias al trabajo que desarrolla Exe IoT«.

 

INTERNET DE LAS COSAS (IOT) Y LA VERSIÓN 2.0.

 

Uno de los conceptos tecnológicos interesantes y que se aplicarán en la futura versión 2.0, es el “Internet de las Cosas”, también conocido como IOT (Internet Of Things). Esto significa sensorizar aspectos de una ciudad, lugar o zona, para poder optimizar y utilizar de mejor manera los recursos de ese espacio. “Por ejemplo, en un estacionamiento, el IOT alerta sobre espacios disponibles previo control de acceso vía reconocimiento facial del conductor, lectura de la placa patente y reconocimiento del propio vehículo, y a través del celular, la persona puede saber si hay disponibilidad de parking o no. Así, en la playa segura, con nuestra solución Smart Pole – Security Beach” para “Playa Inteligente”, “podemos actualmente sensorizar, disponibilizar información relevante como condiciones del mar para el nado (Verde o Roja), implementar un portal cautivo para conexión wifi gratuita, disponer de sistemas de audio de emergencia en caso de algún accidente, cámaras que nos permiten monitorear en tiempo real, para la entrega de alertas inteligentes de seguridad en la playa y mar, y otros sin número de servicios que incorporaremos a corto plazo orientados al turista y deportistas de la zona”, explica Enrique Vergara, CEO de EXE IOT, la empresa tecnológica que entrega todos sus conocimientos y experiencia para poder llevar a cabo este proyecto.

 

Finalmente, destacar que para esta versión piloto el poste utilizará energía eléctrica, pero en la versión 2.0 (que ya está en estudio) proyecta ocupar energía solar, para que el poste, de 6,0 metros de altura y que estará instalado a la intemperie, sea totalmente autónomo contribuyendo a la “Huella de Carbono”.